Análisis Contrast | Indie games | PS4, PC, Xbox360


Puntuación: 6.5

Con el impresionismo como base estética principal, la primera obra de 'Compulsión games' nos deja uno de los juegos independientes más interesantes del año.


Mediante una historia gestada bajo la influencia del cine negro y con una puesta en escena que mezcla el surrealismo con el impresionismo, Contrast atrapa al espectador desde su prólogo.
Compulsion games idea un plataformas cargado de puzzles, donde el mundo de los sueños toma protagonismo en esta corta pero intensa obra. El aparente torpe control inicial queda en el olvido cuando la luz y las sombras abren este cabaret lúdico que aterriza tanto en PC como en consolas (360, PS3, PS4). Los diálogos irónicas y directos, los tonos ocres, la soledad, el jazz, los sueños y las sombras recuerdan momentos de artistas como Fritz Lang, Tim Burton o Dashiell Hammet, lo que hace que cada nuevo episodio se espere y se busque con deseo y expectación.

La evolución de nuestro personaje sirve como pretexto para la complejidad de los puzzles y los momentos plataformeros, pero aunque a que a priori puedan parecer un reto enrevesado, en la mayoría de los casos se convierten en un mero paseo para el jugador más experimentado. 
Por tanto en los aspectos positivos tenemos un juego en el que la inventiva visual (la discusión en sombras gigantes sobre la nocturna pared del hotel excelsior no tiene precio) y la estética general, enamoran al espectador y lo convierten en uno de los mejores indies del momento.
En lo negativa nombrar un mediocre control que evita que Contrast se sitúe entre los más grandes del género.

Análisis Contrast | Indie games | PS4, PC, Xbox360