Análisis Resogun | Juegos indie game | PS4


Puntuación: 7.5

Cuando hablo de bola me refiero claro está a ese ring circular en el que se desenvuelve un shoot'm up indie que ha revolucionado los nacientes cimientos de PlayStation 4.


Todos los que vimos Resogun en sus primeras imágenes nos quedamos fríos, Sony anunciaba a bombo y platillo un juego que visto en capturas no decía nada. Pero de repente cuando enchufábamos nuestra nueva consola y cargábamos el último trabajo de Housemarque, nos dimos cuenta que aquella palabra que se usaba en los análisis de la revistas de los años 80 había vuelto. La 'Adicción' ya no era algo peyorativo, era la mejor forma de definir el primer juego de PlayStation Plus.



Y creemos que la jugabilidad de Resogun consiste en hacer fácil y no lineal lo que hasta ahora era complejo y lineal. Es decir, el tan aclamado control de doble stick que pusiese de moda Geometry wars, ahora deja atrás la complejidad de la multidirección de disparo, por la nueva mecánica bidireccional que mantiene su funcionalidad pero facilitando su uso y aprendizaje. Al mismo tiempo la linealidad habitual de estos arcades, deja también paso a libertad de movimientos vertical por la cilíndrica stage de Resogun.
El añadido de turbo infinito mediante recarga, hacen que está libertad de movimientos, junto al dinamismo y funcionalidad del turbo más la mecánica de disparo bidireccional, conviertan a esta pequeña obra en una oda por la tablas de clasificación.

Por supuestos el añadido de la recolección de humanos y algún detalle más, ayudan a que este indie games de Sony se postule como juego a imitar de aquí a los próximos años.