Análisis Super Stardust Delta | El origen indie de Resogun | PS Vita


Puntuación: 6.5

Resogun tuvo un padre, así que hoy queremos analizar brevemente y como recuerdo, Super Stardust Delta, uno de los cinco primeros títulos descargables de PS Vita y padre putativo del famoso shooter de PS4



En 2007, el desarrollador finlandés Housemarque sacaba en la PS Store un matamarcianos para PS3 llamado Super Stardust HD, debido al éxito de este, los finlandeses sacaron una versión con la coletilla Delta para PS Vita.


Estamos ante uno de los primeros indie game que aprovecho todas las posibilidades de PS Vita, tanto técnicas como jugables. Si empezamos con la calidad técnica, decir que fue magistral, la alta definición, los diseños y sobre todo los efectos de luz y particulas nos dejarán con la boca abierta. A nivel de jugabilidad y control el título también aprovechaba al máximo las posibilidades de Vita, haciendo uso del doble stick, de las pantallas táctiles o del acelerómetro. Todo aquel que haya jugada a la versión PS3 sabrá que estamos ante una oda a la superación, la emoción de este juego no era "el que vendrá", eso ya lo sabemos, la emoción radicaba en "cómo lo superaré". Aquí los rankings de puntuaciones lo eran todo, estábamos ante un arcade y como tal, el objetivo era superar esas tres siglas que identifican a la primera persona del ranking mundial. Como en los salones recreativos de los 80, dejad tus siglas en una buena posición de la tabla de marcadores era una sensación que no tenía, ni tiene precio, el único problema es que no estábamos en los salones recreativos de barrio compitiendo contra tus compañeros de clase, estábamos en un salón recreativo mundial, compitiendo contra lo mejor.

Respecto a los añadidos o mejoras de la versión Delta respecto a su original, debemos destacar en primera lugar la opción de poder jugar a nuestro Stardust en cualquier sitio y momento, o lo que es lo mismo, llevar una recreativa en nuestro bolsillo del pantalón. Aparte, esta nueva versión llevaba un nuevo modo llamado Delta, donde la pantalla táctil sería el vehículo para poder usar unos nuevos items que nos facilitarían la labor de aniquilar a nuestros enemigos. Otros añadidos como ya hemos comentado antes, eran los diferentes métodos de control implementados como el acelerómetro o Sixaxis y las pantallas táctiles, además la pantalla Oled de PS Vita conseguía que Super Stardust se viese mejor que nunca, con una calidad de colores, de efectos de luz y nitidez impresionantes. Por lo tanto a un precio que rondarba los 7 euros aproximadamente, era una de las mejores opciones para la salida de la pequeña de Sony.

Comparado hoy con Resogun, Super Stardust pierde en todos los aspectos, pero le debemos ser la base de la obra cumbre de Housemarque.