El gobierno quiere controlar el crowdfunding


Rapiñando a los emprendedores

Copiamos una noticia leída en 'El confindencial':


"Existen muchos agujeros y vacíos fiscales en la economía colaborativa", explica Olivier Schulbaum, de Goteo. Este anteproyecto forma parte de la nueva Ley de Fomento de la Financiación Empresarial y, entre otros, limitará las cantidades que se puedan pedir y aportar a las campañas. Para ser específicos, la captación máxima de cada proyecto se establecerá en un millón de euros, mientras que los mecenas no podrán aportar más de 3000 euros en un programa o 6000 en distintos programas a lo largo de 12 meses. La ley además regulará las condiciones que tendrían que cumplir las compañías que quieran promover o participar en estas campañas. Las plataformas tendrán que registrarse en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España, que se encargarán de regular las distintas formas de micromecenazgo. Entre sus capacidades estará el suspender la inscripción en caso de que, por ejemplo, vean que alguien con influencia significativa en la compañía.

Según entedemos el gobierno quiere regular los vacíos legales que se producen en este tipo de financiación. Lo que no tenemos claro viendo las medidas tomadas hasta ahora por este gobierno (o el anterior) es si las medidas serán beneficiosas, o por el contrario serán un abuso más hacia los que buscan una salida para salir a flote.