Análisis Echo of the Wilds | Multinspiración indie | PC, Mac


Puntuación: 8

Coge ideas de Terraria, coge ambientes de The Dig, coge un poquito de Proteus y si no tienes bastante, apodérate del surrealismo de Perdidos. Con todo esto y un mucho de talento, podrás realizar una de las joyas del momento.

Echo of the Wilds, desarrollado en solitario por el británico Anthony Case (es decir un indie puro en la vertiente Cavanagh), nos propone un viaje de supervivencia a través de una naturaleza alucinógena en la que un infinito invierno está apunto de hacer su aparición.
Con esta presentación de objetivos, tendremos que reunir recursos para construir equipo y como no, sobrevivir, aprender nuevas habilidades y entender los misterios que nos rodean en esta aventura mezclada con la construcción de objetos, los puzzles, la aventura, la exploración, la supervivencia y rematada con la fantástica y preciosa ambientación del pixel art, que está vez usa los tonos pastel para referencial algo que para muchos es un entorno imaginario, la naturaleza.


Un pequeño tutorial nos muestra como movernos y como interactuar con los objetos y el escenario que son la base de obra. A partir de aquí las interacciones que se producen entre las distintas áreas, las estaciones y el clima serán algunas de las variables que tendremos que aprender a controlar si queremos sobrevivir en un ambiente precioso y bucólico, pero cargado de peligros, miedos y sorpresas.
La historia nos va dando detalles a cuentagotas de que esta pensando en nuestro entorno. A mitad de camino entre el sueño y la realidad, Echo of the wilds, se posiciona en ocasiones como el opuesto luminoso y engañoso de Lone Survivor. Si en este último la maldad y lo horrendo se postulaba en escena desde el momento inicial, aquí, la estética y el sonido nos invita a pensar que estamos ante un entorno plácido y agradable al que no debemos temer. Pero no, la vida en el campo no es tan bonita como aparenta.

Como ya dijimos en la cabecera, Echo of the wilds nos recuerda ideas de otros títulos. Podemos decir que muestra opciones suficientes para complicarnos el asunto, pero nunca para llegar a saturar como otras propuestas (y es aquí donde nos acordamos de Terraria). Aquí al igual que la obra de Re-Logic, la vista 2D lateral será la forma de presentarnos la idea, aunque eso sí, el detalle extremo y el preciosismo que destila el juego con sólo un hombre tras él, deja claro la importancia que hay que dar al título de hoy. Sobre la profundidad en las facetas de construcción e interaccción, decir que no estamos ante terraria, aquí, se usan ideas y estilo pero con un planteamiento más cercano quizás a los clásicos de la aventura gráfica.
De The Dig, el clásico de Lucas, nos encontramos con ese aire misterioso y desolado en el que nunca podemos adivinar que estancia vendrá a continuación. Para presentar este mundo, Anthony Case hace usos de tonos pastel que pueden llegar a recordar la isla de Proteus, aunque eso sí, sólo en algunos instantes. Lo que decimos ya y sin ningún miedo a nada, es que Echo of the Wilds, rivaliza de tú a tú con la obra de Ed Key y David Kanaga.
Para rematar las referencias, no podemos olvidar el serial de J.J. Abrams, la isla de Perdidos pasa más de una vez por nuestros recuerdos.

Con todos estos detalles y referentes, con un acabado visual que te atrapará, y con una mecánica de juego original y sorprendente, solo podemos decir que por el precio que cuesta este juego, estamos obteniendo uno de los mejores títulos del momento, y que desde JIG sólo podemos decir que ya está en nuestra lista de mejores indie del momento.



Análisis Echo of the Wilds | Multinspiración indie | PC, Mac

Análisis Echo of the Wilds | Multinspiración indie | PC, Mac

Análisis Echo of the Wilds | Multinspiración indie | PC, Mac

Análisis Echo of the Wilds | Multinspiración indie | PC, Mac

Análisis Echo of the Wilds | Multinspiración indie | PC, Mac