Análisis Luftrausers | Juegos indie game | PS Vita, PC


Puntuación: 7

Como ya sabemos lo retro está de moda, y que más retro que los grandes matamarcianos del pasado. El retro de estos retro sería sin duda Asteriods. Por cierto, ¿He dicho la palabra retro?
Pues de forma rápida y directa esto es Luftrausers (PC, PS3 y Vita), un homenaje al gran juego de los 80 que por supuesto no huye de la innovación y la diversión habitual.


Desde su nacimiento los matamarcianos han jugado con diversas ideas. A día de hoy ejemplos como Resogun confiman que todavía se sigue innovando en el género más vetusto del videojuego. Luftrausers es obra de Vlambeer, un estudio independiente de los Países Bajos que tiene en su historial algunos sencillos pero superdivertidos títulos, como por ejemplo Super Crate Box (disponible para Vita a través de PS Mobile y seleccionado en nuestra lista de mejores indie games). Ese mismo espíritu desbordante de sencillez, inmediatez y diversión es el que se esconde tras su nuevo título, un matamarcianos que nos convierte en un piloto de élite de una gran guerra que bien podría ser la II Guerra Mundial.


Un único escenario con 100 desafíos es la oferta que este juego ofrece, y quizás sea la única pega que podamos encontrar a un título que puede pecar de repetitivo. Pero si esta sensación de repetición no se apodera de tí, entonces disfrutarás como en enano con esta propuesta indie que te propone sobrevivir el mayor tiempo posible. 
El control es francamente simple y remite a clásicos del género, pero no por ello deja de ser uno de los elementos clave para que nos piquemos con el juego a lo grande. Para dar mayor carga de profundidad en la jugabilidad, cuando mejoramos nuestra puntuación, cumplimos desafíos y subimos de nivel, vamos desbloqueando piezas para nuestra nave repartidas en 3 categorías (arma, cuerpo y motor), lo que a su vez desbloquea desafíos específicos para cada pieza. Por supuesto además gozaremos de ránkings online para aumentar la vida de la obra.

Finalizamos con el curioso aspecto visual,. Una paleta sepia con simpleza de trazo, que no deja ser un espectáculo visual cuando toda la maquinaria de enemigos y explosiones se ponen en pantalla. Suavidad, fluidez e intensidad sonora, completan los detalles técnicos de un ´titulo que engaña en sus capturas y gana mucho en movimiento.