Análisis 'Paper, please' de Lucas Pope | Dramatismo pixelado | Narrativa y videojuego


Puntuación: 9

En 2006 el director de cine Florian Henckel nos dejaba una magnífica película llamada La Vida de los otros. Ahora Lucas Pope nos trae un juego que bien podría llamarse La vida de nosotros.

Hace uno meses publicamos un artículo llamado Narrativa y videojuego: superando al 7º arte. En él realizábamos un paralelismo entre la narrativa filmica y la narrativa jugable en el videojuego. Aquel día comparabamos una obra de Terry Cavanagh con una una de Darren Aronofski, hoy podríamos hacer lo mismo con las obra de Henckel y Pope.
Y es que si algo hay que destacar en el juego que ha arrasado con todos los premios independientes de este año, es eso, su perfecta narrativa.


LA VIDA DE NOSOTROS

Uno de los principales logros de Paper, please es que consigue crear un hilo narrador y jugable totalmente vinculados en los cuales no hay posibilidad de disociación. Lo que ocurre y como ocurre es un ente unido que te llevará de la mano como pocas veces se había visto.
Lo que da más peso y valor a la obra, es que si en una película como La vida de los otros el espectador es capaz de empatizar con las duras  decisiones que su protagonista debe tomar, en Paper, please esas duras decisiones no deben ser empatizadas sino tomadas por uno mismo. Esto es una de los hallazgos principales de la obra de Pope, ya que por primera vez el peso del drama y la tragedia se adueña de la faceta jugable. Por lo que nos encontramos ante el mayor drama lúdico jamás realizado hasta la fecha. 
Y es que: ¿Impedirías a una mujer pasar la frontera y reunirse con su hijo? ¿Separarías a un familia por tu deber de obedecer unas estúpidas y estrictas normas burocráticas? ¿Sacrificarías el bienestar y la salud de tu familia por desobedecer las dos preguntas anteriores?
Cada decisión tomada en Paper, please es un diatriba moral que tocará directamente el fondo de tu alma, haciéndote sentir por primera vez ante un drama humano totalmente real.




DURA DECISIÓN

Peter Molineaux nos ponía en la diatriba de elegir el camino del bien o del mal en su juego Fable. El recién estrenado Infamous hace lo propia en las entrañas de PS4, pero 'Paper, Please' va un paso más allá dejando a un lado esos "juegos de niños" de las propuestas citadas, para hacernos actores adultos de un drama ficticio que todos sabemos que ha sido, es y por desgracia seguirá siendo un drama totalmente real. De ahí que llegado un momento, Paper, please te haga sentir por primera vez en un videojuego, 'La importancia real de una cruda y dura decisión'.

Ahora podríamos seguir hablando de los "detalles técnicos" de Paper, please, de la importancia de ser una obra de autor creada por una sola persona, de los premios ganados, de lo económico de su propuesta o de diversos detalles más. Pero sinceramente este juego no merece que sigamos hablando de esas estupideces. Paper, please merece simplemente ser ubicado con las grandes denuncias artísticas de la actualidad. Para hablar de gráficos y sonidos ya estás las propuestas "infantiles" como Call of Duty, Battlefield o los mismísimo Resident Evil o Gears of war.