Análisis 1001 Spikes | Prosa y videojuego | Pc, Mac, Wii U, 3DS


Puntuación: 7.8

Ya sea del todo cierto o no, los juegos clásicos de la época de NES son recordados por ser mucho más difícil que el promedio de juego de hoy. 1001 Spikes hace todo lo posible cuando se trata de volver a crear esa sensación de intenso desafío, haciendo un juego que no sólo se ve y suena como uno de la era de los 8 bits, sino que también se juega como él.


En su mayor parte, 1.001 Spikes juega con toda la sencillez de un juego de plataformas de NES. Puedes correr, puedes saltar, y puedes atacar. Para saltar, sin embargo, tiene dos botones diferentes: un salto de altura y uno de bajura, es decir un salto potente y uno corto a lo Abu Simbel Profanation. 
Ambos tipos de saltos son esenciales en las diferentes áreas, y el dominio de la habilidad de usar el salto correcto en el momento adecuado, es uno de los retos más antiguos y más importantes de 1001 Spikes. Si te metes en el hábito de usar sólo un tipo de salto, estarás en un grave error...


La meta en 1001 Spikes es simple: recoger la llave y llegar a la salida deteniéndose para recoger un cráneo de oro como colección y acto de valentía. Aunque en ocasiones hay enemigos en su camino, su rival más difícil es siempre el propio medio ambiente. Fiel al título del juego en inglés, los picos en forma de espiga están en todas partes.



Pero hemos de decir que el juego es muy justo. Cada monstruo dispone de un patrón, todas las trampas obedecen a reglas estrictas y cada movimiento es preciso. Cuando mueres, la afirmación "la suerte no estaba de mi lado" nunca es suficiente, porque no hay ningún elemento de azar en este juego  así que finalizarlo depende únicamente de tu habilidad.

Por supuesto, morir no siempre es divertido e incluso a veces es realmente frustrante al tener que atravesar las mismas zonas una y otra vez. Por supuesto, cada nivel es corto (muchos, si no la mayoría se puede acabar en menos de un minuto si eres lo suficientemente hábil) y "afortunadamente" para los más gallinas, hay una opción skip nivel para si simplemente quieres seguir adelante. Aunque eso sí, esta opción tiene matices.
Aunque el principal modo historia te llevará muchas horas, 1001 Spikes viene repleto de formas alternativas para jugar. Hay una gran colección de personajes desbloqueables, la mayoría procedentes de otros juegos (como Bit.Trip Runner y Cave Story) y cada uno con sus propios atributos y habilidades únicas. Ellos también tienen sus propias historias, aunque como es habitual algunos serán mucho más activos que otros.
Estos personajes también se pueden utilizar en un par de modos secundarios que tienen la misma mecánica pero tuercen la jugabilidad ligeramente.



Y de este modo tan descriptivo finalizamos este análisis tan prosaico y tan poco metafórico no habitual en estas páginas. Pero creemos que está forma tan descriptiva, detallista y poco ornamental, representa de manera fiel, la esencia y la estructura de un juego que como hemos dicho se aleja de la poesía y se centra en la pura y dura prosa.
Un juego magnífico al que se deben acercar únicamente, aquellos valientes que tengan sus cojines bien puestos.