Análisis 'Swordigo' de Ville Makynen | Android, iPhone y tablets


Puntuación: 9.0

Plataformas, RPG, un poco de Mario, de Zelda e incluso de Tombi, hacen que estemos ante uno de los mejores juegos para smartphone del momento.

Swordigo es uno de esos juegos para Android e iPhone, que te hacen tener fe en que los juegos para móviles o tablets, pueden proporcionarte una experiencia más que satisfactoria.
El juego ha conseguido captar la atención de los usuarios, compactando en un mismo juego el estilo clásico de las aventuras, de las plataformas y de los RPG, sin dejar atrás los puzzles ni la lógica. Por supuesto, no hace falta decir que para enamorar hace falta tener un envoltorio visual que guste y apasione. Y este lo tiene.

  
Swordigo es un plataformas no lineal, donde la espada, las magias y la lógica, lo hacen traspasar la frontera de plataformas, para meterlo directamente en el complejo mundo de la aventura.

Deberemos buscar la espada legendaria en una historia épica que nos pondrá en contacto con un mundo lleno de diversos y pintorescos personajes, enemigos y como no, jefes finales.
Gracias a lo linealidad, a los puntos de RPG y al perfecto y bien estructurado mapa, Swordigo consigue tener un número de horas más que elevado para lo que suelen ofrecer los modernos smartphones. Como hemos, dicho unas pinceladas de RPG nos permitirán ir aumentando el nivel de nuestro personaje, adquiriendo nuevos conjuros o armamentos y creándonos un héroe de leyenda que derrote a las hordas del mal.


El colorido y los polígonos, son la base para un juego de desarrollo lateral 2D, creado en perfecto 3D, que se permite el lujo de coquetear con momentos visuales sacados de Rayman Origins, Limbo o el propio Donkey Kong Country Returns.
El control táctil, mayor problema de este tipo de juegos, sigue siendo poco gratificante, pero esto no debemos achacarselo a la obra de Ville Makynen, sino a la plataforma de juego, la cual no fue ideada para jugar, sino para dar la lata a las novias cuando nos aburríamos en casa.

Sin duda un juego muy colorido que nos recuerda a Nintendo en muchos aspectos, y que se convierte por derecho propio, en uno de los mejores juegos para móviles de la actualidad.