Análisis Gunpoint | Humo, deseo y carmín | PC

Puntuación: 8.5

Nunca es tarde para recuperar un juego, y eso hacemos hoy. Tom Francis tras una larga carrera como redactor, decidió fundar Suspicious Developments y sin duda, tanto análisis le ha servido para dominar el lenguaje interno del videojuego.

Richard Conway podría ser facilmente un nombre sacado de una novela de Dashiel Hammet, pero no, este detectivesco nombre con fisionomía noir, pertenece al protagonista de Gunpoint, una de las mejores joyitas indies de finales 2013.
Como en todo buen noir, una femme fatal de mirada inquietante y cigarro en mano, será la encargada de mover los hilos invisibles del relato.
De este modo, el aspecto conversacional será una de las partes importantes de esta propuesta, aunque no la principal, ya que esta será su jugabilidad basada en una serie de cómicos gadget encargados de derribar los pilares de seriedad que se nos había presentado.
El juego como hemos dicho presenta un aspecto serio que se dragqueeniza de repente, para presentarnos elementos como unos pantalones Bullrog o el Crosslink, una herramienta esta ultima que permite modificar el funcionamiento de los botones y sensores de un edificio, para de este modo entrar en un modo puzle continuó donde la encadenación de ideas, se convierte en el elemento clave de la aventura.
Por supuesto habrá enemigos, unos guardias de seguridad con IA limitada, que nos servirán de títeres, del títere de la femme fatal inicial ya nombrada. En el momento en que vean algo que se sale de lo común comenzarán a recorrer la habitación y aquí será el momento idóneo para atacar. Si nos ven de frente nos dispararán instantáneamente por lo que no tendremos ninguna posibilidad pero, gracias a la capacidad de Richard Conway, deberemos noquearles con nuestro intelecto.
Las habilidades del protagonista incluyen saltos de varios metros, posibilidad de escalar paredes y techos o el ya comentado Crosslink. Además, con el dinero que obtengamos por las misiones podemos ir mejorando estas habilidades y comprar objetos.
Como colofón final, comentar su diseño gráfico. Una precisosidad pixel noir, que nos embriagará con el aroma que siempre pensamos tuvo la América de los 30, al menos en los films de Houston y Hawks.
Los escenarios en 2D están llenos de detalles curiosos y lo personajes, aún con la simpleza de su diseño, son perfectamente reconocibles en sus movimientos y animaciones. Si a esto le unimos la banda sonora compuesta por Francisco Cerda con toques electrónicos y melodías de saxofón nos queda un apartado más que perfecto.
Así que ya sabéis, otra nueva joyita de momento solo para PC, que os abrazará con el humo de un cigarro y el carmín de los labios del deseo.