Wanderers. Chained in the Dark | El regreso del juego de Spectrum


Parece mentira, pero el Spectrum sigue recibiendo juegos aunque sea eso sí, de la atrevida escene rusa.


Estamos hablando de Wanderers. Chained in the Dark, una aventura con tintes roleros de perspectiva superior y gráficos más que notables para la plataforma en la que corre. El juego debemos decir a primeras, que si hubiese salido en los tiempos del apogeo Spectrum, hoy mismo posiblemente estaríamos hablando de un clásico de la plataforma, ya que usa mecánicas que 30 años atrás hubiesen sido toda una revolución.
Los diálogos están en inglés y los controles son sencillos; cuenta con un estupendo sistema de menús, cómodo y accesible, un inventario y una historia que te atrapa ya en sus primeros compases. Al poco de comenzar visitaremos el interior de mazmorras, activaremos interruptores que nos abrirán nuevos caminos, recogeremos algunos objetos importantes como un pequeño puente colgante y deambularemos por el extenso mapeado como si de un sandbox se tratase. Los gráficos, aunque en monocromo, están detallados y son lo suficientemente buenos como para poder ser disfrutados por el público actual.

Podéis descargarlo desde aquí.