Análisis 'Grow Home' de Ubisoft Reflections | "Indie" de realengo para PlayStation Plus PS4 | PC

Puntuación 8


En los últimos tiempos parece que en los estudios internos de Ubi hay mucho más ingenio y talento del que nos dejan ver sus grandes títulos. A joyas como Valiant Hearts: The Great War y Child of Light, títulos de Ubisoft Montpellier y Ubisoft Montreal respectivamente que han logrado un incontestable éxito de crítica y público, se les quiere unir ahora un Grow Home desarrollado por Ubisoft Reflections, que tras su paso por PC, llega a PlayStation Plus siendo el juego elegido por los usuarios.

Su metascore en Metacritic nos deja un indie más interesante de lo habitual en la plataforma de Sony, ya que vemos como sin llegar a ser un indie triple AAA, el juego es alabado por algunas revistas de prestigio tanto nacionales como extranjeras.


En Grow Home encarnaremos a B.U.D., un pequeño robot enviado a un planeta para hacer crecer una gigantesca planta hasta la estratosfera, momento en el que deberemos recolectar sus semillas introduciéndolas en nuestra nave espacial. El fuerte de Grow Home lo encontramos en sus mecánicas jugables, centradas en la exploración y el plataformeo. Nuestro protagonista se moverá torpísimamente, teniendo la capacidad de agarrarse a cualquier superficie con cualquiera de sus manos al pulsar un botón. Para trepar tendremos que alternar entre los dos clicks del ratón (en la versión PC) y los L y R (en la versión PlayStation 4), mientras que el resto de acciones no pasan de saltar, realizar saltos con impulso, correr, alejar la cámara y poco más. En contra de lo que pudiera parecer, su simpleza es uno de sus grandes atractivos. Según exploramos y hacemos crecer la planta podremos descubrir nuevas especies de fauna y flora. Algunas están ahí sólo para decorar, mientras que otras nos servirán para dar grandes saltos o para planear de un lado a otro. Podremos por ejemplo arrancar enormes flores que usaremos como un paracaídas para evitar estrellarnos en una caída, que las habrá a montones. Según ganamos en altura, Grow Home se va volviendo un título más vertical, y es aquí cuando las cosas se complican. Un mal paso puede significar una caída al vacío mucho más a menudo de lo que nos gustaría, y a no ser que podamos agarrarnos a algo mientras caemos o que contemos con algún tipo de hoja o flor para planear o suavizar el golpe, seguramente acabaremos hechos trizas contra el suelo. 


Llegar hasta arriba puede llevarnos unas dos horas, y aunque somos libres de perder nuestro tiempo explorando, lo cierto es que se echa en falta un mayor número de contenido, niveles o modos de juego, siendo una propuesta original que podría haber dado mucho más de sí. En lo referente a lo visual, Grow Home resulta de lo más atractivo tanto por su simpleza poligonal como por su perfecta y alegre paleta de colores que nos devolverá a otras épocas pero con la limpieza de la alta definición y un retorcido sistema de plataformas que se alza al cielo con una majestuosidad pocas veces vista en un apartado tan sumamente simple.

En definitiva, nos encontramos ante una nueva pequeña joya de Ubisoft que, aunque no está al nivel de Child of Light y Valiant Hearts consigue aportar algo de frescura e ingenio siendo aún más valiente que estos dos títulos al sumergirse en mecánicas mucho más propias de los desarrolladores indies. Con únicamente una mejora en el adrede torpe control y un mayor contenido, podríamos estar hablando de uno de los indies claves de este año 2015. Lástima que estos pequeños pero muy importantes detalles hayan terminado por dar un buen juego que no podemos pasarlo del 8.

Video Gameplay de Grow Home PC / PS4