Ir al contenido principal

Entrada destacada

Autopromociona tu juego GRATIS | Contacta con nosotros en lucentumm@gmail.com

Contacta con nosotros para cualquier autopromoción en el correo electrónico: lucentumm@gmail.com
Los juegos de garaje están de vuelta, y Juegos Indie Games desea apoyar a cada pequeña idea o proyecto desarrollada en nuestra país. Si tienes un pequeño juego, autopromocionalo en nuestras páginas

NOTICIAS DE CINE BY CINEMATTE

Yonder, mejor videojuego indie 2017


Yonder: The Cloud Catcher Chronicles ha sido elegido por nosotros como el mejor videojuego indie de este recién terminado año 2017 y lo ha sido por varios motivos que pasamos a explicar.

Tenemos claro que obra como Cuphead o Rime por decir solo un par de las obras indie más éxitosas de año, quizás puedan tener una mayor presencia que Yonder: The Cloud Catcher Chronicles, pero, creemos que este reúne todo eso que a nosotros nos gusta de una obra indie, es decir, modestia, calidad y anonimato.

Y es que, Yonder es prácticamente un juego desconocido por las masas y únicamente en Steam ha tenido un mínimo de acogida por el público, pero, este videojuego y aunque algunos les suene a fastasmada, puede mirar a la cara al videojuego más laureado del año, el tan mediático Zelda BOTW.
Y es que Yonder parte de una puesta en escena totalmente similar al juego de Nintendo e incluso su arranque es totalmente un calco del videojuego de Link.


Pero, una vez aterrizado en su extenso mundo abierto, nos damos cuenta que Yonder tiene su propia y única personalidad.
Para empezar en Yonder no hay violencia, ni enemigos que matar. Si el videojuego no sabe casi nunca salir de la máquinaria de matar o destruir algo para conseguir un reto o hilo narrativo, Yonder se permite el lujo de hacerlo mediante la eliminación de simples barreras a base de realizar recados, hablar con la gente, descubrir secretos, explorar el mundo, pescar, construir todo tipo de objetos a base de trabajos o profesiones o hasta crear tus propias granjas.
Pero, la gracia es que todo lo hace de forma totalmente simple y directa sin tiempos muertos (por ejemplo los diálogos son apenas de 3 o 4 lineas para evitar esos tiempos muertos tan pesados en muchos videojuegos).

Esta base jugable tan peculiar ya la hemos visto en algunos juegos como Stardew Valley o Animal Crossing, pero, Yonder lo convierte de forma disimulada en un juego de aventura mucho más tradicional y aunque como decimos, no hay combates, la sensación no es la de estar ante un juego pasivo o de relax como los son Stardew Valley o Animal Crossing sino ante una aventura épica en la el peligro parece amenazarte constantemente.

El juego, es largo, muy largo, y la variedad de tareas a realizar es tal, que nos sitúa ante un sandbox en el que tenemos mil tareas que hacer.
El juego aún así no es un reto difícil, sino una obra relajada para todos los públicos pero en la que como decimos, la sensación de aventura y sorpresa es constante.
No sabemos que hubiese pasado si los desarrolladores hubiesen decido meter acción en el videojuego. Con enemigos por el mapeado y jefes finales, quizás Yonder hubiese sido un supeventas ya que, visualmente podemos afirmar aunque eso sí a modo personal, que Yonder es más bello artísticamente que Zelda BOTW. Y es que, Yonder posee unos paisajes totalmente preciosista donde no sólo pasa el ciclo de día y noche sino que lo hace el de las estaciones y años, lo que hace que cada zona, valle o páramo sea totalmente distinto en casa época del año. Así una misma área varía totalmente del verano al invierno, otoño y primavera y encima, se permite el lujo de introducir meteorología dinámica para poder disfrutar de vientos, lluvias o nevadas.

Así, Yonder es un juego modesto que una vez metidos en él nos damos cuenta de su envergadura. Es un juego visualmente hermoso y técnicamente perfecto al permitirse en lujo de poder ir a 60 frames constantes y con una gran distancia de dibujado. Además su mundo es totalmente interactivo y lleno de fauna y personajes con los que poder interactuar.
Así por su naturaleza totalmente independiente, por su buena factura técnica, por su diseño, por su modestia y por su arriesgada propuesta, nos quedamos con Yonder como el mejor videojuego totalmente independiente de 2017.