Indie Games


No es Manny Calavera pero se le parece. El argumento del videojuego nos pone bajo la piel de Felix, un funcionario del Ministerio de la Muerte, una organización que como su nombre indica tiene como objetivo “asesinar” a los seres humanos a los que les ha llegado su hora, pero interviniendo de tal forma que la muerte de la persona parezca accidental.


Felix es un Segador novato que empieza en este trabajo para tener una oportunidad de cruzarse con su amor platónico, Betty, que al contrario que él pertenece al Ministerio de la Vida, dando así su relación casi por imposible de conseguir.

Aunque parezca un argumento tétrico por ser emisarios de la muerte, Felix the Reaper es un juego lleno de carisma y humor, con una banda sonora pegadiza que nos acompaña a lo largo de toda la aventura. Cuenta con voces en inglés pero tiene los títulos han sido traducidos al español de manera magistral.

Cada misión de asesinato en el juego está dividida por fases o niveles, y estos son distintos escenarios cuadriculados en los que Felix debe desplazarse e interactuar con elementos del escenario para “naturalizar” el “accidente” de las muertes que va a provocar, mientras cambiamos la perspectiva de la cámara y jugamos con la iluminación desplazando el Sol para que Felix pueda moverse por el entorno, ya que solo puede avanzar por los recuadros del escenario que están en sombra y no a plena luz, aunque también podemos desplazar objetos para alargar una sombra o crearla donde no había nada antes.
Para desplazarnos hay que seleccionar la casilla a la que Felix tiene que ir, un sistema de avance muy similar al de algunos juegos de rol táctico.

El comprender donde se generan las sombras, donde se aparecerán si movemos el sol o que pasará si movemos un objeto o activamos un interruptor del escenario hace que Felix the Reaper sea un curioso juego de puzles, aunque como suele pasar una vez te acostumbras a su sistema de niveles el juego puede volverse repetitivo. La dificultad es ascendente y los puzles cada vez son más complejos, por lo que está repetitividad es subjetiva y no afecta por igual a los jugadores que se animen a probar la obra de Kong Orange, la cual recomendamos encarecidamente por su apartado artístico y mensaje positivo que transmite sobre la vida y la muerte. Sin olvidar la fantástica banda sonora, compuesta por artistas independientes.

Conclusiones

Felix the Reaper es un juego distinto y peculiar, que toca un tema tabú para muchos. Su mensaje de la vida y muerte, el diseño de sus niveles, el carisma de su apartado gráfico y humor hacen de este juego creado por Kong Orange un título a tener en cuenta para esos momentos en los que uno no sabe a qué jugar, la aventura del funcionario Felix aporta aire fresco a nuestra biblioteca

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib