Indie Games


Ayer se presentó la interfaz de PlayStation 5 o al menos parte de ella y, también pudimos ver más videos de la nueva interfaz de Series X funcionando lo cual nos ha servido para entender que la potencia ha sido el mantra de Microsoft y el control el de Sony.

La interfaz de Series X y sus funcionalidades se han ido viendo desde hace semanas e incluso meses. De nuevo Microsoft ha ido un paso por delante en cuanto a tiempos respecto a Sony y al igual que ocurre con la promoción de su máquina, la potencia ha sido lo que más ha publicitado Microsoft con su ya famoso Quick Resume, un sistema que sobre la teoría luce espectacular al poder mantener 12 juegos abiertos pero que sobre la práctica, su uso es prácticamente inexistente al menos en términos de aporte jugable.

Sony por su lado ha vuelto a llegar tarde en su rácano sistema de publicidad pero, una vez que ha llegado ha dejado claro que no se trata de potencia sino de control y es que, la interfaz de PlayStation 5 va un punto más allá a lo visto hoy día al dar un nuevo sistema de existencia a los videojuegos gracias a su sistema de ayudas en vivo y en tiempo real, lo que hace que la experiencia de cada juego alcance un nuevo nivel gracias a este nuevo sistema de comunidad de amigos.

Como vemos de nuevo la política de Microsoft y Sony van por caminos distintos donde Microsoft se aferra a sus 12tfps, a los 4K/120, a su mando robusto y a su Quick resume, mientras que Sony se apunta al control de la situación y a no mostrar cifras sino realidades de pequeños toques de nueva generación en juegos como Ratchet o Demons Soul, a un mando innovador y a una nueva interfaz que mejore la experiencia de cada juego.

En términos de retrocompatibilidad no creo que haya que comparar ya que ahí Microsoft hace gala de la potencia y del control en un terreno que es solo suyo.

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib