NUEVA GENERACIÓN

Hasta hace bien poco el mundo del videojuego era un negocio de frikis donde niñatos pasaban el tiempo destruyendo marcianitos. Hoy día es un negocio que mueve mucho más dinero que el cine así que empresas como Facebook, Amazon o Google han puesto el punto de mira en él.

Phil Spencer, ceo y cabeza visible de Microsoft dijo hace unos meses que Microsoft no competía con Sony como todo el mundo pensaba sino que lo hacía con Facebook, Amazon y Google y todo el mundo se rió pensando que era una mofa irónica hacia su eterno adversario dentro del terreno del videojuego, pero, no era una broma ese comentario.


Hasta día de hoy, el mundo del videojuego ha tenido muchas batallas a nivel de marcas. Spectrum y Amstrad, Commodore, MSX, la época de NES y Master System y la posterior de Super Nintendo y Megadrive. Luego llegó Saturn y PSX a la que se unió N64 hasta que a principios de siglo llegó un nuevo combatiente llamado Xbox.

Estas batalla eran limpias y consistían en poner la mejor máquina o en su defecto el mejor catálogo de juegos. Nintendo siempre reinó con sus personajes míticos capitaneados por Mario o por la originalidad de sus controles. Sony lo hizo a base de potencia y exclusivos y Microsoft con Xbox a base de servicios como Xbox Live o el actual Gamepass. 


Pero como decimos, hoy día el videojuego es mucho más que un lugar de frikis y es la mayor potencia económica del entretenimiento y por eso como ya hemos dicho Amazon se ha metido de lleno en el videojuego al anunciar Luna, su próximo servicio de videojuegos, Google ha hecho lo propio con Stadia y Facebook con sus gafas de realidad virtual. Estas empresas al igual que Microsoft no son Nintendo ni Sony en términos financieros, son gigantes que podrían comprar a Sony o Nintendo de una sola tacada. 

Por lo tanto, Microsoft ha estado hasta ahora compitiendo de tu a tu con Sony y Nintendo pero la llegada de los 3 grandes gigantes le han hecho tener que dejar de jugar y dar el paso definitivo. 

Microsoft no quiere correr riesgos ante las 3 grandes fieras que vienen a devorar el pastel y por eso ha decido que su pequeña división de videojuegos tiene que dar ya el paso definitivo de quedarse con todo el pastel. Para ello ha sacado el talonario y ha decidido comprar todo lo que haga falta (ya sean compañías, profesionales, medios de comunicación o influencers) y además, crear servicios a perdida para así derribar de un plumazo a estos pequeños rivales de antaño que aún siguen creyendo que esto trata de crear buenos juegos y buenas máquinas. 

Sony ya tiene preparada su PlayStation 5 y Nintendo su Switch Pro o como le acaben llamando, pero, este es su último partido como cabezas de pelotón de esta carrera. Microsoft de aquí en adelante va a tomar las riendas de una manera tan extrema que tanto Amazon como Google o Facebook, van a tener que replantear sus estrategias. 


Lo más gracioso de este capítulo que estamos viviendo es el que el público crea que la consola del pueblo (Xbox) es Robin Hood, y que su auge es lo mejor que le puede pasar al videojuego ya que eso significa competencia y por tanto, beneficios para el usuario. Lo que no parece saber este ignorante público es que, Microsoft o Google o Facebook, nunca han competido con nadie, ni siquiera en sus inicios, estos monstruos huyen de la compentecia comparándola o destruyéndola y eso amigos, es lo que nos espera antes de una década. 


Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib